lunes, 17 de septiembre de 2007

Sobre Vulcano

INTERPRETACIÓN ASTROLÓGICA DE VULCANO
símbolos propuestos para Vulcano


En la astrología tradicional se describe el regente de Virgo como "el lado negativo de Mercurio", una expresión que nos dice que este aspecto de la deidad no se puede conectar positivamente con la energía de ningún planeta conocido. Recientemente algunos astrólogos, como Isabelle M. Pagan, Linda Goodman y Barbara Watters han propuesto la teoría de que el verdadero regente de Virgo es Vulcano, un planeta situado entre Mercurio y el Sol, de cuya existencia tienen pruebas los astrónomos si bien aún no concluyentes, y cuya invisibilidad se debe a su reducido tamaño y a su proximidad al Sol, cuya luminosidad lo eclipsa. Otros astrólogos dicen además que Vulcano es la octava inferior de Saturno, que da forma a la realidad a martillazos.

El planeta regente del alma es Vulcano, que para los griegos era Hefesto, el dios herrero. Cuando él nació, era muy feo y tenía los pies deformes, fue rechazado por Hera, su madre. Él sintió en su carne las imperfecciones del plano físico, y aún así nació con el don de dar belleza y función al mundo de la forma. Vulcano era el artesano de los dioses, creando los más notables objetos. Vulcano ayuda a Tauro a forjar la energía de la Voluntad despojándolo de la inercia y el apego, trayendo firmeza en vez de estancamiento.

En la carta natal, donde se encuentra Venus está la calidad, allí queremos lo mejor, y donde está Vulcano está el taller de Hefesto, para que las herramientas del alma iluminen y moldeen la vida en el plano de la materia. El trabajo de Vulcano es en el interior de nuestro ser, forjando y moldeando nuestra conducta a través de pruebas materiales, "dando las herramientas necesarias para la exteriorización del alma". En el proceso evolutivo necesitamos a Vulcano, que nos muestra como utilizar constructivamente los recursos materiales y físicos. Por ironía del destino, Venus fue dada en matrimonio a Hefesto...

Autor: Isabelle M. Pagan y otros


EL PLANETA INTRAMERCURIANO VULCANO

A continuación se muestran algunos párrafos escritos por L. H. Weston sobre el planeta Vulcano, en lo referente a la interpretación astrológica, extraídos de su libro: Planet Vulcan - History, Nature, Tables, publicado en 1910:

El nombre de "Vulcano" es usado por primera vez en 1857, por los astrónomos que discutían el supuesto tránsito de un planeta intramercuriano observado por el Dr. Ritter, de Hannover, dos años antes. Una vez más, el 26 de Marzo de 1859, M. Lescarbault, un médico francés, que era astrónomo aficionado, observó el tránsito de un planeta intramercuriano, que generó una nueva discusión, y se acordó emplear el nombre de Vulcano para designar al supuesto planeta intramercuriano.

La elección de este nombre se debió a una historia mitológica que da una descripción casi exacta de un planeta interno. Un planeta intramercuriano debe ser caliente, como el acero de un herrero, porque está cerca del sol, y el Vulcano de la mitología era un herrero, un artesano que forjaba el hierro caliente. Vulcano capturó a Marte, y se burló de él ante el Olimpo, y así encontramos que el planeta invisible próximo al sol produce un efecto negativo sobre Marte, aunque este efecto sea de naturaleza marciana. El hijo de Vulcano era Etiope, que significa aire fino, o éter. Los antiguos profetas que utilizaron el planeta intramercuriano en sus análisis, afirmaban que controlaba las corrientes aéreas en la superficie de la Tierra. Llegados aquí, parece evidente que Vulcano es el antiguo nombre del planeta intramercuriano, y que las cualidades del Vulcano de la mitología corresponden con los efectos del planeta intramercuriano de la astrología caldea.

Referencias astrológicas del planeta Vulcano:

Aunque es difícil encontrar referencias directas de un planeta intramercuriano en la historia y mitología antigua, sin embargo, si puede ser deducido indirectamente que los elementos de un planeta intra-mercuriano fueron utilizados por los antiguos astrólogos egipcios desde los tiempos de los constructores de las pirámides. La evidencia de esto aparece en su teoría bien conocida del planeta "combusto o quemado", mencionada por Ptolomeo varias veces, y que ha sido siempre una parte fundamental de cualquier sistema astrológico derivado de fuentes egipcias y caldeas. La teoría del planeta combusto dice que cuando un planeta está dentro de algunos grados del Sol, se supone generalmente a menos de 8° 30', en esta zona está en un estado de combustión, es decir, quemado y sus virtudes anuladas por esa posición. Ptolomeo se refiere a esto en el capítulo 7, libro 2, del Tetrabiblos.

Wilson, traductor de Ptolomeo, dice en su diccionario de la astrología, sobre el término de la "combustión": "Ptolomeo dijo que cuando un planeta está combusto no se anula o destruye, sino que él impregna al Sol con su energía, sea positivo o negativo." Este efecto sobre el Sol es el mismo que el de la túnica del Centauro sobre Hércules, en el mito griego, y el Sol no es perturbado por el fuego del planeta combusto, al igual que Hércules por el fuego del Monte Etna.

Mercurio y el Sol nunca están "en estado combusto," pero si cada uno de los demás planetas, y especialmente la Luna, que sufre grandes alteraciones, extrañas e irregulares, cuando está dentro del orbe de 8º del Sol.

Este efecto de detrimento extraño e inexplicable es frecuente en los planetas cuando están dentro de los 8° del Sol, pero que no siempre aparece, se puede explicar solamente por la presencia de un planeta intramercuriano. Según han observado los investigadores modernos para casi la mitad de los casos la teoría del planeta combusto sería válida, pero en algo más de la mitad falla. Este hecho hace pensar que dichos efectos son causados por algo que está operativo solamente la mitad del tiempo, con lo que, estos se deben a un planeta intramercuriano que está la mitad del tiempo a un lado del sol y la otra mitad del tiempo en el otro.

Los antiguos astrólogos egipcios conocían la existencia de Vulcano y poseían las tablas completas de su movimiento, pero con la decadencia del Imperio Egipcio y su cultura, la adoración religiosa sustituyó a la observación científica y las efemérides de Vulcano se perdieron. En ausencia de las tablas de Vulcano lo mejor que se podía hacer era simplemente llamar "combusto" a cualquiera planeta que estuviera lo bastante cerca del Sol como para estar dentro de su órbita, y la teoría astrológica del combusto sería por tanto una reminiscencia de la antigua asignación exacta del efecto de un planeta intramercuriano.

Hay un planeta intramercuriano. Ha sido observado. No cabe ninguna duda de que existe, y aquí concluyo a la vista de las pruebas, acepto el nombre de "Vulcano" para este planeta, y para el uso de los astrólogos le doy este símbolo:

Para más información sobre la combustión planetaria, leer el artículo de Deborah Camacho (Planeta Combusto).

Naturaleza Astrológica y Efectos de Vulcano:

En cuanto a la naturaleza astrológica de Vulcano, como afirmaban los antiguos, es: combustible, ardiente, explosivo, etéreo y con tendencia a anular los efectos de todos los planetas cuando están en conjunción con él (a excepción del Sol y Mercurio).

En efecto, Vulcano gobierna los movimientos atmosféricos de la Tierra, presiones barométricas; también los gases, así como todos los materiales de naturaleza combustible que producen gas, tales como aceites minerales, gasolina, pólvora, sulfuro y similares.

Asigno a Vulcano la siguiente posición entre los efectos de los planetas:

1 - El interior del sol gobierna la temperatura de la Tierra.
2 - La fotosfera Solar gobierna el electromagnetismo de la Tierra.
3 - Vulcano gobierna el aire y los gases atmosféricos.
4 - La Luna gobierna las aguas de la Tierra.
5 - Mercurio, es la fuerza de cristalización, sintético y analítico.
6 - Venus, el ozono, o elemento de preservación.
7 - Marte, es la fuerza que subdivide cada elemento.
8 - Los Asteroides producen nieblas, nubes, lluvias, meteoritos.
9 - Júpiter, solidificación, fuerza sintética, de poder supremo.
10 - Saturno, inarmonía, desintegración, decaimiento, frío, inercia.
11 - Urano, como Mercurio, pero de reacción imponente.
12 - Neptuno, como Venus, pero de una naturaleza más permanente.

Vulcano en la Carta Natal:

Vulcano parece anular el efecto de cualquier planeta con el que está en conjunción (excepto al Sol y Mercurio), pero con cualquier otro aspecto, cuadratura o trígono, da un tipo de excentricidad violenta de acuerdo con la naturaleza del planeta y los aspectos. Provoca las características más extrañas de la naturaleza humana, mental y físicamente, y generalmente de carácter malévolo.

Autor: L. H. Weston
Traducción: Lucas Vidal


VULCANO EN LA ASTROLOGÍA ESOTÉRICA:

José Antonio Rodríguez de la Escuela Huber, nos comenta que en la astrología esotérica Vulcano es considerado como un planeta real, aunque no descubierto. Vulcano está estrechamente relacionado con el Sol, el alma y el Yo Transpersonal. Vulcano, el mitológico "herrero de los dioses", forja los lazos entre el Yo Transpersonal y el yo personal. Vulcano estabiliza, refuerza y confirma los canales de interacción entre el Yo Transpersonal y la personalidad. Este planeta refuerza la voluntad espiritual, y representa lo que podría ser llamado el 'grillete del alma'. Vulcano está íntimamente involucrado en la espiritualización de la materia, puliendo la materia hasta un alto estado de brillo.

Existe un cierto número de efemérides para Vulcano, intentando dar su posición en la carta natal, como las de LH Weston, pero su exactitud no ha sido confirmada. Por lo general se piensa que Vulcano se encuentra junto al Sol dentro de un orbe de 8º, y por esto a menudo, aunque no siempre, estará en el mismo signo que el Sol. Aunque Vulcano no pueda en estos momentos ser localizado exactamente en la carta, sus cualidades pueden ser comprendidas y aplicadas, especialmente en el caso de aquellos en quienes el primer rayo es fuerte, y en el de aquellos nacidos bajo ciertos signos.

Vulcano, quién actúa como agente distribuidor del Primer Rayo de Voluntad y Poder, es activo en el signo de Tauro, de donde es el regente esotérico y jerárquico, y en Virgo (en donde está velado por la Luna). En los niveles del hombre corriente, Tauro rige el deseo, el que en la inversión de la rueda ha de transformarse en aspiración superior.

Vulcano rige a Tauro esotéricamente, así como Venus lo hace en los niveles exotéricos. Venus es la energía mental de la humanidad. Vulcano (primer rayo), el forjador de metales, quien desciende a las profundidades para extraer el material con que forjar lo bello y útil, es el planeta del aislamiento, donde se sondean las profundidades de la soledad y el desapego "de lo superior y de lo inferior". Es el momento dramático de la renuncia a todo deseo, siendo la Voluntad el único objetivo deseable.

En la anatomía astrológica, Tauro rige el cuello, las cervicales, la garganta, la voz, el chakra laríngeo (que es el de la creatividad) y la glándula tiroides.

Tauro, como constelación de los cielos, abarca a regiones de inusitada fuerza y potencia estelar: la Osa Mayor, las Pléyades, Orión, y nuestro propio Sistema Solar. El triángulo Tauro-Plutón-Tierra fue responsable de grandes acontecimientos mundiales, como las dos Guerras Mundiales.

Autor Jose Antonio Rodriguez

Tomado de www.astrotaller.com

2 comentarios:

Andre Garro dijo...

No es el regente de virgo y apolo el de tauro? Aparte si se interpreta q se caso vulcano con venus y traicionado x martes.

Andre Garro dijo...

No es el regente de virgo y apolo el de tauro? Aparte si se interpreta q se caso vulcano con venus y traicionado x martes.